Cobrar las deudas: Consejos efectivos

Cobrar las deudas: Consejos efectivos

Ya sea hacia un cliente o para algún amigo al que le hayamos prestado dinero, cobrar es algo necesario para nuestro dinero no caiga por un agujero sin fondo. El capital propio es algo que debe ser valorado en todo momento, por ello, las transacciones con personas conocidas o que queremos billiga snabblån, deben evitarse en todo momento, claro, con la excepción de las emergencias, aquí no podemos limitarnos a ayudar. Las deudas están hechas para cancelarse, por esta razón, los caminos hasta que son saldadas incluyen (como medidas extremas) amenazas fuertes.

No queda como un secreto para nadie cuando vemos todo lo que la gente es capaz de hacer con tal de que le devuelvan su dinero. Quizá podríamos decir que algunas medidas se salen de control, pero lo que también es cierto es que otras personas (las que se benefician del producto o del préstamo) tampoco muestran interés alguno en cancelar las dudas, por tal motivo, a veces esos ‘medios’ para que el usuario pague, tienden a ser extremos y correctos de forma justificada.

El proceso de cobrar puede ser complicado para muchos, sin embargo, daremos unos tips que pueden sernos útiles al momento de estar en una situación como esta.

PREGUNTAR DE FORMA DESPISTADA

Puede parecer bochornoso, pero esta estrategia suele activar las neuronas de las personas y hacerles entender que están bajo una deuda. ¿De qué forma podemos formular estas preguntas?, quizá con un mensaje sea suficiente, en un horario inesperado, pero en el que se sepa que la persona va a leerlo, por ejemplo: ¿Anotaste bien mi smslån utan uc utbetalning direkt número de cuenta la vez de la transferencia?, o cualquier dato similar que parezca, de forma indirecta/directa, que queremos recibir nuestra paga.

MOSTRAR FLEXIBILIDAD

Este consejo es especial para los préstamos a personas más cercanas, ya que nuestro cariño hacia ellos es algo que sobrepasa alguna frontera monetaria. Cuando le decimos que pueden tomarse su tiempo para cancelar la deuda, también debemos recordarles que el dinero nos hará falta en un futuro para hacer otras cosas, no obstante, siempre estaremos felices de ayudar y contribuir para lo que sea necesario.

HABLAR DE FORMA SERIA

No yendo en aras de confrontar o buscar algún roce, pero sí especificando que estamos interesados en que la deuda sea pagada, así es que debemos afrontar las situaciones en las que las prórrogas ya se han extendido. Cuando ya la persona no atiende las llamadas, no responde los mensajes y no se manifiesta para decir por qué se está atrasando con el pago, es momento de hablar con seriedad, cara a cara y buscando siempre una solución profesional; una explicación convincente y una fecha tope para comprometerse a entregar el préstamo.

No debemos ir a por los extremos violentos, pero sí tomarnos en serio nuestras pertenencias, ya que, cuando no podemos hacerlo por voluntad propia, la gente no tomará en serio nuestros cobros y siempre harán lo que les parezca con el pago. Este es un paso importante para comenzar a triunfar en las finanzas: saber que el dinero no lo es todo pero que igual tiene un peso importante para nuestras vidas.